Organizaciones ambientalistas pidieron a la Comisión para la Cooperación Ambiental que  revise la mortandad de tortuga amarilla (Caretta caretta) en el golfo de Ulloa, frente a costas de Comondú, con el objetivo de que el Gobierno de México se responsabilice.

La CCA, un organismo trinacional ubicado en Montreal, Canadá fue creado en torno al Acuerdo de Cooperación Ambiental para América del Norte (ACAAN) y vinculado al Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (Cemda) y el Centro para la Diversidad Biológica basaron su petición en el artículo 24:27,  misma que fue recibida por el organismo supranacional.

“Este es un gran paso para responsabilizar al gobierno mexicano por no proteger a las tortugas caguama”, dijo Alejandro Olivera, científico y representante en México del Centro para la Diversidad Biológica.

El documento integra datos oficiales obtenidos, a través del sistema de transparencia, en la que se muestra una cifra de 889 tortugas caguama encontradas muertas en las playas del golfo de Ulloa entre 2017 y 2019, así como 351 en el primer semestre de 2020, como evidencia que el gobierno mexicano no está aplicando los instrumentos jurídicos para la protección a la especie.

“Es innegable que la falta de aplicación de la legislación ambiental del gobierno mexicano está generando la alta mortandad de la tortuga caguama en las aguas del Pacífico Norte. Es necesario que las autoridades mexicanas respondan sobre su inactividad ante los llamados históricos que se han hecho para la aplicación de la ley en favor de especies protegidas en esta región”, dijo Mario Sánchez, representante de Cemda en el noroeste.

Ambas asociaciones ambientales insisten que “un gran número de estos animales en peligro de extinción han muerto en los últimos años por enredos en artes de pesca”. Debemos entender el golfo como una zona en conflicto entre intereses económicos del turismo, la minería submarina, la pesca ribereña e industrial, así como por parte de una estrategia conservacionista.

La meta de los conservacionistas es la de que México explique ante la instancia y a los países miembro la situación actual del quelonio.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *