El Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no puede usar explosivos en ciertas zonas, para ensanchar la carretera La Paz-Pichilingue, porque cae dentro de la zona de amortiguamiento del Área de Protección de Flora y Fauna Balandra (APFFB).

La dependencia federal anunció ayer el cierre total al tránsito para realizar “trabajos de corte mediante el uso de explosivos”, en los kilómetros 11+000 al km14+000.  Esto nos llamó la atención del equipo de El Organismo, pues la SCT reconoció en la manifestación de impacto ambiental, donde explica las repercusiones de los planes de modernización, la influencia de la ampliación carretera en los kilómetros 12+000 al km 13+000 y del Km 14+000 al km 15+000, es decir, estos son parte de la zona de amortiguamiento.

La SCT detalló que para lograr el cometido de agrandar a cuatro carriles, necesitaba la apertura, corte o, visto desde otra perspectiva, la destrucción de cerros para alinear curvas.  Deseaba abrir 600 metros del km 11+500 al km 12+100); unos 720 m del km 12+100 al km 12+820; otros 320 metros del km 13+300 al km 13+620 y 360 metros más del km 14+220 al 14+580.

Subzona de Uso Tradicional Ensenada Falsa

La zona de amortiguamiento, a su vez, está subdividida dentro del plan de manejo de Balandra, documento orientado a regular las actividades permitidas, como una Subzona de Uso Tradicional Ensenada Falsa, en la que está prohibido el uso de ningún tipo de explosivos. Sin embargo, la SCT no fue claro al parecer con esto, porque el boletín de prensa comunicó lo contrario.

“En esta subzona se encuentra el campamento pesquero Bahía Falsa, establecido previo a la declaración del Área Natural Protegida, consistente en tres instalaciones no permanentes sin cimentación, utilizadas esporádicamente por cuatro pescadores y un concesionario de la Bahía de la Paz, donde resguardan artes y productos de pesca”.

Página 131 del Plan de Manejo del Área de Protección de Flora y Fauna Balandra.

Los 720 metros que retirarán del subtramo del km12+100 al km 12+820 corresponden a la zona de manglar Puerto Gato. Del km 13+780 al km 15+060 es el polígono colindante con los parches de manglares de Bahía Falsa y El Tesoro, todos parte de la Subzona de Uso Tradicional Ensenada Falsa, justo en donde se ubica Punta Colorada, sitio de interés turístico-inmobiliario.

La justificación, además de la conectividad con el puerto Pichilingue, fue la de efectuar estas modificaciones al paisaje natural para mejorar las dinámicas hídricas, es decir, el flujo del agua que hacia los manglares.

A su vez, el proyecto se ubicó dentro del sitio Ramsar de importancia internacional Mogote-Ensenada La Paz, integrado por las zonas de manglares denominadas: Enfermería, Eréndira, Puerto Gato, El Tesoro, Bahía Falsa y Pichilingue.

La autorización condicionada

Sin embargo, la Semarnat fue clara en negar el uso de voladuras controladas de lomas. En el resolutivo emitido a través del oficio SGPA/DGIRA/DG/05466, la Subdirección de Gestión para la Protección Ambiental de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), integrada a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), autorizó de manera condicionada el proyecto de la SCT.

“Este componente está dirigido a la restauración de los ecosistemas terrestres y marinos que hayan sido alterados o impactados, a fin de garantizar su permanencia y la salud de los ecosistemas adyacentes, en especial los manglares de Bahía Falsa y Puerto Gato”.

Plan de Manejo del Área de Protección Flora y Fauna.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en una opinión técnica sobre esto, recordó el artículo tercero del Decreto del ANP Balandra: “Las zonas de amortiguamiento del área de protección de flora y fa una Balandra, estarán integradas por subzonas de preservación, de uso tradicional, de aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, de aprovechamiento sustentable de los ecosistemas, de uso público y de recuperación”.

La instancia desconcentrada de la Semarnat recomendó obedecer las disposiciones que determinan que está prohibido el uso de explosivos:

El trazo del proyecto colinda en los tramos del km 12 +000 al km 13 +000 y km 14+000 al km 15+ 120 con la zona de amortiguamiento del ANP Balandra y particularmente de acuerdo al Programa de Manejo del ANP en mención las obras a realzar inciden en la subzona de recuperación “manglares de ensenada falsa”. Al respecto, cabe indicar que dentro de las obras a realizar el promovente manifiesta que respetara el ancho actual de la carretera existente en los sitios donde se presente vegetación de mangle con la finalidad de no afectar especie alguna. Derivado de lo anterior, no se identificó limitante alguna con lo indicado en el artículo en cita.

Manifestó la Conanp en su opinión técnica.

¿La SCT mintió?

Quizá no mintió, pero no fue clara la SCT. ¿Por qué? A lo largo de la manifestación de impacto ambiental no se mencionó el uso de dinamita, pero si mencionó cortes o aperturas, por ejemplo en el km 14+000 perteneciente a ensenada falsa. El comunicado de prensa de este organismo gubernamental contradice lo expuesto en el documento entregado a la Semarnat.

Quizá el cambio de idea fue porque el tiempo se vino encima, al atravesarse la pandemia sanitaria que paralizó toda actividad de construcción en la entidad, lo que sumó al atraso existente de casi dos años.

No hay que olvidar que el priísta Enrique Peña Nieto prometió terminar la ampliación antes de terminar su gestión y, por ello, el partido Verde, Rafael Pacchiano, en poder de la Semarnat, autorizó rápidamente el proyecto, sin importar que se trataba de un corredor importante de esteros y maglares.

El resolutivo favorable lo firmó María del Carmen Garacheo Rangel, amparándose en el oficio SGPA/249/2018 de fecha 24 de julio de 2018, documento que la avalaba como encargada de despacho. Tres días después la funcionaria aprobó el proyecto.

Carretera a favor de desarrolladores

El tramo que favorecerá a varios de los megadesarrollos turísticos-inmobiliarios, planeados en la zona como ‘Tranquilo Bay’, aún sin mucha información, pero respaldado por el mandatario estatal, Carlos Mendoza Davis; más adelante, se localiza Marina Santa Cruz con un tamaño total de 36 hectáreas, alentado por Inmobiliaria Turística Santa Cruz.

Mendoza Davis informó en el comunicado de prensa titulado: Mega inversión de 328 millones de dólares en La Paz y Los Cabos, acompañada con una fotografía en la que aparecen el titular de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad (Setues)Luis Humberto Araiza LópezChris Snell, fundador de Snell Real Estate y Rigoberto Mena Abraham, este último hermano de Ricardo Mena Abraham representante legal de Inmobiliaria Turística Santa Cruz.

Tranquilo Bay’ aprovechará la playa El Tesoro Escondido frente al manglar Puerto Gato, ecosistema incluido dentro del polígono del Área de Protección de Flora y Fauna Balandra.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *