Martín Inzunza Tamayo

El michoacano más paceño o el paceño más michoacano, como quiera usted poner el énfasis, Rigo Mares Aguilar del PAN, anda buscando popularidad con huevos y despensas, como se puede observar en un video que circulo este fin de semana de apenas dos minutos de duración.

“Operando” en la sección 208 colonia Pueblo Nuevo del V distrito local electoral, en una “Casa Azul” –“Casas Azules” la estrategia territorial del Carlos “Ronchin”- ubicada en calle Francisco I. Madero entre Nayarit y Sinaloa en la manzana 38, cuyo color en realidad es durazno y colinda por la derecha con un portón negro cubierto con malla sombra, un domicilio señalado desde las elecciones del 2015 como un lugar de compra de votos de operadores de Acción Nacional.

Bueno pues en el anterior domicilio, el Rigo Mares Aguilar, aspirante a la candidatura panista para la alcaldía de La Paz, repartía alegremente carteras de huevo y despensas de manera desinteresada, como haciendo voluntariado azul humanista como le llaman los panistas a la entrega de apoyos alimentarios, lo cuál no sería ningún problema salvo porque para la entrega de los alimentos se le solicitaba a las personas los datos de su credencial de elector, y este requisito informativo para ser beneficiarios del Rigo Mares, siembra muchas dudas de cualquier clase, sobre todo de mapachería electorera donde aparece el nombre de una tal “Rita” como la convocante al reparto “voluntario”.

En las elecciones del 2015 esa mismo domicilio fue denunciado por la entonces candidata Fernanda Villarreal González, pues resulta que la casilla de la sección 208 -una básica en 2015- se instala en la escuela secundaria Maestro Miguel Liera Ibarra a escasos 50 metros de la señalada “Casa Azul”, donde una vez que votaba la persona enlistada y movilizada por los operadores panistas, la conducían al domicilio citado y ahí le pagaban el sufragio comercializado, ciertamente llegaron las autoridades policiacas y electorales pero nada hicieron, solo simularon llamar la atención y tomar notas “oficiales”, la única solución a la compra descarada de votos fue poner guardias ciudadanas fuera del domicilio.

La sección 208 los panistas la consideran un territorio electoral suyo, no les fue mal en 2015 cuando obtuvieron en la elección de diputados locales 200 votos cerrados, y en segundo lugar el PRI-PVEM con 77 votos, cuantos de los 200 votos fueron comprados quizás la mitad, lo que hace una diferencia muy grande, pero el porcentaje que haya sido no deja de ser fraudulento. En 2018 en la misma sección, el PAN-PRD-PRS-Humanista obtuvieron 140 votos, fueron por mucho rebasados por MORENA con 212 votos, mientras que los panistas perdieron solo 60 votos -los engañaron quienes les vendieron el voto-, MORENA obtuvo 181 votos más con respecto a su resultado del 2015 en la 208.

Esos números explican porque el Rigo Mares, venido desde La Piedad de Cabadas, Michoacán, apareció como buen samaritano en La Pueblo Nuevo haciendo labor de “voluntariado”, eso si pidiendo datos de la credencial de elector como lo denuncia en el video una de sus beneficiarias, solicitud de datos electorales que enturbia tan noble labor pues le quita lo desinteresada y la convierte en un vil ardid de mapachería electoral, acción azul que debe poner en alerta a la ciudadanía paceña de la 208, ya sea, para que denuncien a la tal “Rita” y a los ocupantes de esos domicilios “Casas Azules” o les tomen lo que les dan y voten por quien más represente sus intereses comunitarios.

Popularidad con huevos, una nueva modalidad de posicionamiento; no cabe duda de que algo novedoso se aprende todos los días.

Expedientes: el caso Etileno XXI, es uno que podría vincular a los ex presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, y a los ex secretarios de hacienda José Antonio Meade y Luis Videgaray, incluido Emilio Lozoya Austin…Que haya en el municipio de La Piedad de Cabadas, Michoacán, los familiares del Rigo Mares ya prometieron el hermanamiento de La Piedad y La Paz como ciudades hermanas, algo bueno si acá en La Paz se apertura una sucursal de las carnitas “Simitrio”, se ponga un carrito de “Tortas Don Rafa” de lomo y pan calentado al vapor con una salsa roja secreta, y una dulcería de cajetas Cabadas mejores que las de Celaya, porque según el Rigo la paceñada es bien agachona y se deja colonizar fácilmente, será.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *