El director del sistema de agua potable de La Paz explica que el Ayuntamiento sí acudirá a inversión privada para construir una planta desalinizadora, sin embargo, promete, el servicio de distribución seguirá siendo público.

Mario Ramón Gálvez Gámez, director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPA) de La Paz, aseguró que esta administración no privatizará el servicio de distribución del recurso, como se ha especulado, sin embargo aclaró que sí se proyecta la participación de capital privado en la construcción de una planta desalinizadora que ofrecerá agua al sistema municipal.

“Lo que yo sé ahorita es que el tema de la asociación público-privada es para la construcción de una planta desaladora (sic), que es una de las alternativas que se tienen para ofrecer un mayor volumen de agua a la ciudad”, pero el servicio de agua “seguirá, hasta ahorita, y así está planeado, y así es por ley, provisto por el organismo operador”, declaró el director de SAPA.

Esto luego de que el presidente municipal de La Paz, Rubén Muñoz Álvarez, anunciara en una entrevista de televisión que proyecta establecer una “asociación público-privada” para resolver los problemas de agua de La Paz. Tal declaración fue sido interpretada por grupos ciudadanos como un intento de “privatizar el servicio de agua en la ciudad”.

Mario Ramón Gálvez Gámez

Gálvez Gámez sostuvo “eso no está contemplado” y afirmó que el SAPA es capaz de mantener el servicio de distribución, “a como estamos ahorita”, sin intervención de empresas privadas. “Nuestro principal problema es el déficit que tenemos de volúmenes de agua”, detalló, “pues el volumen que tenemos lo tenemos que distribuir, y sé que la mayoría de las zonas tienen bajas presiones y que quisieran tener mayores volúmenes de agua, pero no tenemos esos volúmenes para distribuirlos en toda la ciudad las 24 horas del día”.

Y es aquí donde entra la iniciativa privada, pues la planta desalinizadora que se proyecta construir tiene el fin de incrementar los volúmenes de agua del municipio. La inversión para esta obra es superior a los mil 200 millones de pesos, un montó “imposible” para el Ayuntamiento de La Paz, acepta el funcionario municipal, por lo que “necesariamente tiene que entrar recurso privado”, recurso que “se va a ir, conforme a los convenios que se hagan, recuperando” a favor de los inversionistas.

Rubén Muñoz Álvarez

El alcalde dijo a finales de agosto que el Ayuntamiento de La Paz cuenta con 12 millones de pesos para realizar estudios que determinen cuál es la mejor manera de enfrentar la crisis de agua que vive el municipio. A finales de septiembre reveló que las opciones serían 3: la construcción de presas, la puesta en marcha de obras de infiltración o la edificación de una planta desalinizadora de agua marina. De la misma manera, detalló que los 12 millones de pesos para el estudio técnico provendrían de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), el Fideicomiso Nacional de Infraestructura (Fonadin) y del BID. Asimismo, aseguró que antes del 14 de septiembre se formalizaría el inicio del estudio por parte de autoridades federales, lo cual no ha ocurrido.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *