Por unanimidad, el Senado de la República aprobó reformas a la Ley General de Bienes Nacionales para que haya libre acceso y tránsito en las playas de México. Señala que quienes prohíban el paso a las playas deberán pagar una multa de hasta un millón 42 mil 560 pesos.

“El acceso a las playas marítimas y la zona federal marítimo terrestre contigua a ellas no podrá ser inhibido, restringido, obstaculizado ni condicionado salvo en los casos que establezca el reglamento”, señala la iniciativa.

La reforma que fue aprobada con 107 votos a favor, reafirmó que las playas son públicas, y califica como violación a la ley limitar el acceso mediante construcciones, personal hotelero o seguridad privada.

“La restricción al acceso de playas que realizan los propietarios de predios colindantes a la zona federal marítimo terrestre, representa un acto de discriminación a los ciudadanos, pues asumen como propia una franja que no está en el comercio y cuyo dominio corresponde a la nación”, señaló Mónica Fernández, Senadora del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). 

En caso de incumplir con esta nueva norma, a los hoteleros se les podría aplicar una multa de hasta un millón 42 mil pesos. 

Cerca de un tercio de todas las playas en la República están concesionadas y en muchas no se permite el acceso a todas las personas. Además, se aplicarán sanciones a los dueños de terrenos colindantes con la zona de playas si prohíben el paso, señaló Manuel Añorve, senador del PRI.

En caso de reincidencia se les podría revocar la concesión o permiso, señala la iniciativa.

El dictamen fue enviado al Ejecutivo para su firma y publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF). 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *