En Santa Rosalía, durante la última asamblea informativa organizada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para presentar el proyecto de Ampliación de Explotación Minera El Boleo a los ciudadanos del municipio de Mulegé, representantes de diferentes dependencias federales anunciaron que la mina seguirá operando y que el resultado obtenido de la consulta que se le hará a los habitantes de este municipio en los próximos días sólo será un elemento más para determinar la aprobación del proyecto. 

En la asamblea participó un panel de 6 representantes federales y locales conformado exclusivamente por hombres, de los cuales algunos ofrecieron cortos discursos introductorios. Hubo 2  funcionarias de la SEMARNAT que presentaron la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y un presentador de la Unidad Coordinadora de Participación Social de Transparencia. 

Hasta 12,000 personas serán consultadas en Mulegé para definir si ampliarán, aunque este proceso no es vinculante con lo establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente que estipula todo una metodología para evaluar este tipo de proyectos. La misma legislación contempla una consulta pública en la que la empresa comunica la información que posee, pero esto no sucederá.

“Que quede claro que la mina sigue”, enfatizó al inicio del evento Fernando Pescador Guzmán, titular de la Dirección de Control de Operación Territorial en la Secretaría de Gobernación previo a la presentación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que presentó la Minera frente a la SEMARNAT.

Por otra parte, durante la explicación dada por las funcionarias de la SEMARNAT se presentó la información que la Minera El Boleo presentó como parte del proyecto de solicitud de ampliación, omitiendo los resultados de inspecciones realizadas por otras instancias gubernamentales como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) o la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA)

En los informes de estas agencias se reconoce que esta actividad industrial genera la pérdida de capacidad de recarga de los acuíferos locales y que desde hace una década ya se tiene registro de su impacto en el estado de explotación de los cuerpos subterráneos de agua. 

Finalmente, durante la sesión de comentarios, miembros de la sociedad expresaron su descontento con la mina, expusieron las afectaciones que han sufrido sus predios, sus preocupaciones respecto de una posible ampliación y realizaron distintas preguntas a las autoridades presentes, mismas que no obtuvieron respuesta por parte de las autoridades asistentes. 

“Dije que eran comentarios generales, comentarios nada más hoy”, dijo el presentador después de que ciudadanos asistentes a la Asamblea Informativa solicitaron respuestas a los cuestionamientos hechos a las expositoras y representantes de gobierno por ella y otros. 

En entrevista a medios, funcionarios de la SEGOB aseguraron que los resultados que se obtengan los próximos 18, 19 y 20 de junio formarán “parte importante” de la resolución final, más no será lo único que se tome en cuenta para la obtención de una resolución en contra o favorable a la ampliación solicitada por la mina. 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *