Mientras que el presidente de México ve la regulación de la marihuana como una herramienta para disminuir la violencia, el gobernador de BCS opina lo contrario

El pasado 26 de junio, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró a favor de la posibilidad de regular algunas drogas en México para disminuir la incidencia delictiva causada por el narcotráfico. Como respuesta a esto, el gobernador de Baja California Sur (BCS), Carlos Mendoza Davis, acudió a Twitter para emitir su opinión en contra, etiquetando en su respuesta al gobierno federal.

En la conferencia, el presidente explicó que la primera etapa del plan nacional para disminuir la violencia ha sido la creación de empleos y el aumento en el presupuesto para la educación de los jóvenes. La segunda fase, dijo, se trata de la creación de la Guardia Nacional, la cual entrará en funciones este domingo 30 de junio. La tercera etapa, adelantó, será la regulación de la marihuana. De esta manera, López Obrador daba respuesta a la declaración del expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León, quien, a la cabeza de un grupo a nivel internacional que aboga por cambiar la ley prohibicionista del consumo de drogas en el mundo, se mostró a favor de la regulación en México.

Mendoza Davis twitteó que “a diferencia del Gobierno Federal”, su gobierno es “determinante” y opina que “México no debe liberalizar las drogas”, sino “por el contrario”, continúa, “debe priorizar la prevención: fomentando el deporte en jóvenes; promoviendo la cultura; integrando a las familias”.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó en 2018, como senadora, una iniciativa para regular el uso de la marihuana, en la que explica que la regulación no es igual a la liberación, pues la primera se trata de establecer un control por parte del estado, permitiendo su consumo tan o más vigilado que el del alcohol, mientras que la liberación sería, ha dejado ver, el ofrecerla sin ninguna censura.

En este marco, el diputado Carlos José Van Womer Ruiz, presidente de la comisión de Asuntos Comerciales y Turísticos del Congreso del Estado, consideró que la regulación de la marihuana sería algo benéfico para BCS, tanto en el aspecto económico como social.

“Tomando en cuenta que tenemos vecinos hacia el norte, como California, Oregon, Washington, el estado de Colorado y Nevada, que ya legalizaron la marihuana para uso recreacional, y que solamente el estado de Colorado, en su primer año, recaudó más de siete mil millones de dólares en impuestos […], sí se tiene que reglamentar, sí se tiene que legislar […] Va a tener un impacto positivo […] en el aspecto turístico y comercial, sería excelente la recaudación […] Del cien por ciento de la gente que visita Baja California Sur, cerca del ochenta por ciento viene de Estados Unidos […], y de ese universo del ochenta por ciento, el ochenta por ciento viene del sur de California, donde está regulado y está legislado a nivel estado”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *