En entrevista para El Organismo, el último gobernador priísta de Baja California Sur (BCS), Guillermo Mercado Romero, reveló que con el fin del priato en el estado también se vino abajo un proyecto “de gran visión” para el desarrollo de la media península, el cual había sido financiado “en aquel entonces por el licenciado Luis Donaldo Colosio Murrieta”.

El historiador Eligio Moisés Coronado, durante un discurso que ofreció en las calurosas instalaciones estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al recibir un reconocimiento por su trayectoria, refirió que con la llegada de la alternancia al poder en BCS el desarrollo de la entidad se había frenado dramáticamente. El Organismo abordó al exgobernador para hablar del tema, pues fue al finalizar su administración en 1999 que asumió la gubernatura el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con Leonel Cota Montaño como líder, y él corroboró lo dicho por el cronista: “había un plan de gran visión que estaba proyectado a veinte años”.

Guillermo Mercado Romero

Mercado Romero explicó que al inicio de su gobierno, en BCS trabajó por un año y medio la empresa Arthur Andersen para la elaboración del plan en cuestión, el cual, aseguró, fue financiado por quien sería candidato a la presidencia de México desde las filas del PRI en 1994, Coloso Murrieta, asesinado ese mismo año en Tijuana, Baja California. Arthur Andersen, cabe señalar, era una firma internacional de auditoría que cayó en desprestigio en 2002, luego de que, representando a la compañía energética Enron Corporation, de Houston, Texas, se descubriera su fraudulento proceder contable, así como una red de estafas y sobornos.

Luis Donaldo Colosio Murrieta

“Todo lo que nosotros proyectamos para Baja California Sur tenía un sentido de desarrollo y de beneficio para toda la comunidad”, pero “los gobiernos que llegaron inmediatamente al nuestro”, aseguró, “se empezaron a gobernar a base de improvisaciones, a base de vote pronto […], se resolvían las cosas en el momento en que se presentaban, no había unos filtros, como nosotros los llamamos en el poder público, para que no sucedieran problemas más allá de lo que se puede prevenir”.

Sólo 16 años después se retomó aquella senda trazada por su gobierno, dijo Mercado Romero, con la llegada del gobernador Carlos Mendoza Davis, que aunque lo hizo de la mano del Partido Acción Nacional (PAN), la mayor parte de su trayectoria la transcurrió como priísta, pues su padre, Ángel César Mendoza Arámburo, primer gobernador elector de BCS, militó toda su vida en el PRI.

“Debemos reconocer que Mendoza ha retomado parte, pero sólo parte, no todo, de aquel plan […] Aunque falta algo muy importante que no han vuelto a remachar aquí en Baja California Sur: el plan hidráulico […] y el desarrollo regional […] Tienen que aplicarse políticas públicas a lo que es el desarrollo regional. Por ejemplo, los recursos naturales: Baja California Sur está inmensamente rico de recursos naturales, tenemos la sal, tenemos el yeso, tenemos la fosforita y muchos más elementos que existen en el estado, en el subsuelo, que tienen que explotarse […] Esos ángulos son precisamente los que se plasmaban en el proyecto de gran visión para que Baja California Sur sustentara su desarrollo”.

En este sentido, el exgobernador lamentó que la minería sea una actividad tan cuestionada, mostrando que él no ve “de manera positiva que se opongan algunos grupos al desarrollo minero en Baja California Sur”, pues en el estado esta actividad es centenaria y ha impulsado el desarrollo económico. “Yo soy defensor de la naturaleza”, sostuvo, “y me opondré a los daños que pueda ocasionar algo que no sea sustentable, pero sí puede haber minería sustentable: la tecnología ha avanzado mucho y puede aplicarse. Lo que pasa es que, cuando se cruzan los intereses extraestatales, y no dudo que extranacionales, es cuando empiezan a surgir contras en contra del desarrollo de Baja California Sur”.

Exportadora de Sal S.A. de C.V.

Por último, Guillermo Mercado dijo que el PRI ha sido promotor de que “en los procesos democráticos del país haya alternancia”, apoyando “modificaciones a las leyes electorales para que las mujeres voten, que los jóvenes voten, que se disminuya la edad para participar como diputados, como senadores”, por lo que el Revolucionario Institucional “no se asusta de que haya alternancia”. Sin embargo, acotó, “lo importante es quiénes llegan manejar esos espacios en la conducción del país”.

“Ya vimos a un Fox, ya vimos un Calderón, ahorita estamos viendo la cuarta transformación, donde se pierde completamente, o se está tratando de destruir, mucho de lo que se ha avanzado en los procesos democráticos y también en los procesos de desarrollo del país […] Como vamos ahorita, creo que a futuro se pueden complicar las situaciones”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *