Sin palabras. Un prueba de la cruda realidad del migrante.

 Tristemente, la imagen que vez en esta nota se volvió viral. En ella aparece un padre salvadoreño y su hija de apenas 11 meses, quienes murieron ahogados en su intento por atravesar la frontera entre Estados Unidos y México.

La fotografía tomada en el río bravo conmovió al mundo entero, porque es una prueba del dramático camino que los migrantes deben atravesar, en un contexto en el que la política migratoria mexicana cambió debido a una amenaza directa del presidente estadounidense Donald Trump de subir un 5% los aranceles a las exportaciones mexicanas.

Padre e hija caminaba hacia Brownsville, Texas, conforme a reportes de medios de comunicación internacional. La familia pidió apoyo al presidente del Salvador Nayib Bukele para repatriar los cuerpos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *