Iván Gaxiola

Además de acciones oportunas para prevenir y mitigar la propagación del Covid-19, en Baja California Sur, “tomamos medidas para garantizar atenciones médicas de calidad a los sudcalifornianos que registran complicaciones respiratorias asociadas a esta enfermedad”, expresó el gobernador Carlos Mendoza Davis, al hacer entrega a la Secretaría de Salud de un lote de 20 ventiladores volumétricos que, con el apoyo solidario de empresarios de La Paz y Los Cabos, adquirió su administración para hacer frente a la pandemia.

Al otorgar simbólicamente estas importantes herramientas al titular del ramo, Víctor George Flores, Mendoza Davis dijo que estos equipos, nuevos y funcionales, reforzarán los procedimientos terapéuticos que se desarrollan en los hospitales estatales con personas que ya presentan un estado crítico a consecuencia de esta infección viral y que, por tanto, requieren de cuidados intensivos.

“Hoy se fortalece la capacidad de respuesta institucional a las necesidades que genera esta contingencia sanitaria, con una adquisición que concretamos con toda anticipación para garantizar la proveeduría de los equipos y para acceder a un precio de compra menor al que accedieron dependencias federales y sistemas de salud de otros estados”, detalló el mandatario sudcaliforniano.

Mendoza Davis expresó su reconocimiento a los empresarios de La Paz y Los Cabos que apoyaron el esfuerzo para adquirir los equipos que permitirán reforzar los servicios hospitalarios en la emergencia que enfrentamos.

Estos dispositivos son de nueva generación y de alto desempeño, ya que funcionan con turbinas que los dotan de autonomía para el suministro de aire que es ingresado al paciente, con lo que solo necesitan oxígeno para funcionar.

Son versátiles, ya que pueden utilizarse para atención de adultos y niños, además de ser más manejables, por ser más livianos y de dimensiones reducidas con respecto a equipos de generaciones anteriores, que para entrar en funcionamiento deben conectarse forzosamente a tomas hospitalarias, abundó.

Estos ventiladores volumétricos, que se suman a cuatro previamente recibidos, permiten que nuestra entidad esté preparada para diversos escenarios de contagio, pero el llamado para la población es seguir las medidas de distanciamiento social, para prevenir la enfermedad y para no tener que requerir de estos instrumentos que se utilizan en enfermos que deben ser intubados, al no poder respirar por sus propios medios y que de acuerdo a los datos epidemiológicos tienen reducidas posibilidades de evitar el desenlace fatal, finalizó.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *