La serie producida por Movistar narra el juicio entre España y Odyssey por el tesoro de Las Mercedes

La compañía española Movistar anunció su inversión en la producción El tesoro del cisne negro, una miniserie de 6 capítulos que narra el saqueo del tesoro de Las Mercedes en costas ibéricas por parte de la empresa Odyssey Marine Exploration (OMEX), así como la recuperación del mismo que logró el gobierno español tras un largo juicio.

OMEX es conocida por dedicarse a la recuperación de fortunas perdidas bajo el mar, sin embargo, a través de su filial Exploraciones Oceánicas, se interesó por la minería submarina y desde entonces su objetivo han sido aguas sudcalifornianas. En 2014, la Secretaría de Economía (SE) confirmó los intereses de la empresa por obtener la concesión de 34 mil 993 hectáreas para aprovechamiento minero de “fosfato y otros concesibles” en el municipio de Comondú, bajo el nombre de “Proyecto Don Diego”.

No obstante, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) decidió negar todo permiso argumentando que esta actividad pondría en peligro la tortuga amarilla (Caretta caretta) en el Golfo de Ulloa.

Ante esta negativa, OMEX promovió una demanda en cortes internacionales contra el gobierno mexicano, a fin de conseguir una indemnización de 3 mil 500 millones de dólares al amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Hasta el día de hoy, el proceso continúa.

La miniserie de Movistar reconstruirá, por un lado, la historia de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en 1804 en el cabo de Santa María, frente costas portuguesas, en un intento de los británicos por robar el tesoro que transportaban, compuesto por más de medio millón de monedas de oro y plata. Pero también narrará el intento de expolio protagonizado por OMEX en 2007, que terminó 5 años después con la recuperación del botín por parte de España.

Odyssey Marine Exploration cotiza en la bolsa de Nueva York desde 2003, identificándose con el símbolo “OMEX”, del NASDAQ. Tom Dettweiler, gerente de proyectos, en entrevista para el New York Times corroboró que las intenciones de iniciar exploraciones mineras por parte de la empresa están alimentadas por la ambición. “Hay mucho en juego”, dijo Dettweiler en dicha publicación. “Si los precios del metal suben, un depósito de mil millones de dólares se puede convertir en uno de cien mil millones de dólares”.

Cabe recordar que Exploraciones Oceánicas se asoció con Altos Hornos de México (AHMSA) para operar en México, empresa esta última de Alonso Ancira Elizondo, detenido en España, y esperando la extradición a México, por irregularidades en la venta de Agro Nitrogenados a Pemex Fertilizantes.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *