Dos menores de edad, Yair y a Héctor de 12 y 14 años, fueron localizados al interiro de una bolsa negra que era transportada por una persona en un diablito, el pasado domingo primero de noviembre.

El hecho ocurrió en el mero centro histórico de la Ciudad de México, cundo agente de la policía detuvieron a una persona cargando con unas bolsas negras.

Los padres fueron a las instalaciones del Servicio Médico Forense y, lamentablemente, confirmaron que se trataban de los cadáveres de estos niños.

 Sus familiares no imaginaron que los cuerpos que hallaron entre la basura en las calles del primer cuadro de la Ciudad, serían los de sus niños.

Ahora sus familiares piden justicia para este cruel crimen, descansen en paz Héctor y Yair.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *