La Comisión Federal de Electricidad tiene autorización de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para arrojar 3, 069 millones 125 mil 500 litros de agua residual cada año a la bahía de La Paz desde 1994.

Así lo demostró la concesión 01BCS100403/06FMGC03, titulada a nombre de CFE Generación IV, con el que amparó la descarga a las aguas paceñas. Además, posee un título más para la extracción de agua potable de 415 millones 500 mil litros cada año, con el registro 01BCS105223/06FKDL15.

¿En qué ocupó el agua liberada al mar? Todo el líquido se utilizó dentro del proceso de generación de electricidad. Al tratarse de una termoeléctrica, el agua es bombeada para sus procesos de enfriamiento del vapor que sale de las turbinas (https://agua.org.mx/actualidad/que-con-las-termoelectricas-y-su-uso-del-agua/).

Agua.org.mx explica que en centrales termoelectricas se “presenta un aumento de 11 a 14 °C con respecto a la inicial generándose así contaminación térmica, que genera disminución de fertilidad y aumento de los ritmos cardíacos de peces (fuente de alimento de la población).” Sin embargo, son necesarios los estudios para conocer si existen afectaciones sobre la bahía y la vida que allí albergan.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *