Ejercen violencia institucional y opresión a las mujeres que laboran en sus instituciones, impidiéndoles el derecho de protestar en la marcha: Colectivo Asamblea Feminista

El Colectivo Asamblea Feminista de Baja California Sur (BCS) convocó a las mujeres del estado a salir a marchar el pasado 25 de noviembre en conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

Las marchas se dieron en San José del Cabo, La Paz y San Lucas, alrededor de las cuatro de la tarde, en las que se exigió el alto a la violencia contra mujeres y niñas y la visibilización de esta violencia, sustento legal para castigarla, educación con perspectiva de género tanto en las escuelas como desde las familias y el cese de las actitudes machistas. A la marcha, no mixta, acudieron familiares de víctimas de feminicidio.

Por otra parte, a través de redes sociales el Colectivo Asamblea Feminista hizo un pronunciamiento en el que expresan su indignación ante la violencia contra las mujeres en el mundo y « REPUDIAR el acto de SABOTAJE a esta protesta feminista por parte de “INSTITUCIONES” del GOBIERNO de B.C S., que ejercen violencia institucional, política y opresión a las mujeres que laboran en sus instituciones, impidiéndoles el derecho que tienen de protestar a título personal en la marcha que convoca la asamblea Feminista de B.C.S».

Lo anterior con motivo de la convocatoria que realizó el Gobierno del Estado a través del Instituto Sudcaliforniano de la Mujer (ISM) «curiosamente en los mismos puntos de encuentro» que la Asamblea Feminista. Posteriormente cancelan la marcha convocada por el ISM y a las mujeres que asistieron las remiten a escuchar una lectura dada por gobernador del estado sobre el día en conmemoración, según declararon en su pronunciamiento.

El Colectivo Asamblea Feminista consideró estos hechos como un acto intencionado para invisibilizar o sabotear la marcha convocada en primer momento por el Colectivo.

«Exigimos que dejen de violentar a las mujeres y de REPRIMIR el derecho que tenemos de tomar en protesta los espacios públicos que nos pertenecen, dejen de secuestrar la protesta en sus aberrantes intentos de institucionalizarla», dijeron, y agregaron que es imprescindible un rediseño en la legislación que garantice la seguridad y los derechos en general de la mujer, además de que se apliquen las leyes ya establecidas al respecto, como la despenalización del aborto. Un decreto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que en BCS y muchos otros estados no se hace válido.

«Es vergonzoso» –expusieron– que después de haber sido declarada la inconstitucionalidad, todavía existan casi 600 casos de mujeres culpabilizadas , habiendo 10 carpetas de investigación en Baja California Sur, de las cuales 2 se iniciaron en la actual administración.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *